Registros No Invasivos

Actualmente nuestra institución realiza pruebas cardiacas no invasivas, que incluyen  holter de ritmo, monitor (holter) de presión y la prueba de esfuerzo, las cuales son útiles en el estudio de arritmias, en la evaluación de obstrucciones de las arterias coronarias y para evaluar el funcionamiento de los marcapasos electrónicos.

A través de estas pruebas, con riesgo casi inexistente, es posible evaluar la condición cardiovascular del paciente, ayudando a  los médicos a llegar a un diagnóstico más preciso al igual que puede permitirle revisar el efecto de un tratamiento.

Holter de Ritmo

Holter de Ritmo

Concepto

El Holter electrocardiográfico es un técnica diagnóstica no invasiva que pretende obtener un registro de la actividad eléctrica del corazón durante un periodo de tiempo determinado, generalmente 24 horas, de forma ambulatoria (fuera de la consulta u hospital), de tal forma que los datos recogidos puedan ser posteriormente analizados por su médico.

Se trata de una técnica muy efectiva y que ofrece un registro global a lo largo del día, poniendo en evidencia trastornos de la actividad eléctrica del corazón que pueden pasar desapercibidos en un electrocardiograma convencional, ya que el holter ofrece una lectura continua del ritmo, frecuencia del corazón y sus características eléctricas a lo largo de al menos 24 horas.

La prueba¿Cómo se realiza la prueba?

se realiza de forma ambulatoria. El paciente debe acudir al centro médico para la colocación del aparato holter. Posteriormente la enfermera le colocará los electrodos adhesivos en las distintas partes del cuerpo, para una correcta determinación electrocardiográfica. Estos electrodos registrarán la actividad eléctrica del corazón y permitirán monitorizarla durante la prueba de forma que en el caso de aparecer alguna alteración pueda ser visualizada por el médico. El registro obtenido es trasmitido a un aparato grabador que almacenará los datos. Éste aparato se encuentra habitualmente sujeto a un cinturón o una especie de collar que se proporciona al paciente de forma que resulte cómodo llevarlo, ya que su peso no suele se muy elevado.

El paciente suele hacer posteriormente vida normal, con la salvedad que debe registrar por escrito ciertas situaciones a lo largo del día que puedan modificar de forma natural los datos de la tensión arterial, esto incluye la actividad física, el estrés, las comidas o el momento de dormirse.

El paciente debe volver posteriormente al consultorio para que le sean quitados los electrodos. Los datos del registro obtenido por el aparato Holter son posteriormente valorados por un especialista en el contexto de la actividad cotidiana registrada por el paciente.

Preparación para el examen

La prueba no exige grandes preparaciones. Se aconseja acudir al consultorio duchado debido a que durante el periodo en el que lleve los electrodos puestos no podrá lavarse. Se debe evitar que el material se deteriore, por ejemplo por el agua, se aconseja proteger con una funda y colocar en un cinturón holgado.

El paciente debe saber que durante la prueba debe reproducir un día cotidiano y por tanto no se dejará de tomar las pastillas habituales a menos que el médico se lo indique expresamente.

Resulta conveniente, como en todas las pruebas diagnósticas, informar a su médico de los medicamentos que esté empleando habitualmente y si previamente a la prueba fueron tomados.

Lo que se siente durante la prueba

La prueba es indolora, en ocasiones antes de colocar los electrodos se administra con un algodón un poco de alcohol, y, en caso de ser varón, puede que sea necesario realizar una pequeña rasuración del vello del tórax para que no se caigan los electrodos. En ocasiones puede precisar de la colocación de un esparadrapo sobre los electrodos por ese mismo motivo.

Durante el periodo que dure toda esta prueba el paciente debe hacer vida normal, y anotar las distintas actividades que vaya realizando.

Razones por las que se realiza la prueba

Generalmente el Holter suele realizarse cuando se sospecha una enfermedad cardiaca. Es capaz de detectar alteraciones el ritmo cardiaco (arritmias), alteraciones morfológicas del corazón (crecimiento de las aurículas y ventrículos), así como trastornos derivados de la enfermedad coronaria o cardiopatía isquémica, por lo que se suele pedir en situaciones de dolor torácico, palpitaciones, mareos, etc. . En ocasiones se utiliza para valorar las modificaciones que ocurren tras haberle administrado al paciente una determinada medicación.

Valores normales

El registro Holter se considera normal cuando no se evidencian trastornos de la frecuencia ni el ritmo cardiaco, así como una actividad eléctrica acorde con la actividad realizada por el paciente en un momento dado. No deben observarse trastornos que indiquen alteraciones relacionadas con la cardiopatía isquémica y la enfermedad coronaria.

Significado de los resultados anormales

El significado puede ser el mismo de un electrocardiograma convencional solo que nos aporta además más información acerca de los posibles desencadenantes y permite detectarlos en el momento de ocurrir.

Entre las posibilidades diagnósticas se incluyen:

  • Arritmias como taquicardias, bloqueos, bradicardias, alteraciones del ritmo.
  • Alteraciones morfológicas de las distintas partes del corazón como agrandamiento de aurículas y ventrículos.
  • Defectos del músculo cardiaco, ya sean congénitos o adquiridos.
  • Alteraciones de las válvulas del corazón.
  • Alteraciones cardiacas derivadas del empleo de un nuevo medicamento.
  • Cardiopatía isquémica y enfermedad coronaria en forma de angina o infarto en los distintos momentos evolutivos.
  • Miocarditis y pericarditis (inflamación del músculo cardiaco o de la membrana que recubre al corazón).
Cuales son los riesgos

Los riesgos de esta prueba son prácticamente inexistentes, en ocasiones puede presentarse una reacción alérgica o un eccema de contacto con las pegatinas que hacen de electrodos.

Consideraciones especiales

Se recomienda que, mientras se realice la prueba, se eviten regiones de alto voltaje eléctrico o imanes que puedan distorsionar el registro almacenado.

Holter de Presión

¿Qué es un holter de presión o monitorización ambulatoria de la presión arterial?

Es una técnica de medida de la presión arterial(PA), en la que se coloca un equipo de medida y un brazalete para ir recogiendo múltiples medidas de la PA durante las actividades diarias habituales incluso durante el sueño. La duración del registro es generalmente de 24 horas y la frecuencia de las lecturas de 15-20 minutos durante la actividad, y de 20-30 minutos durante el sueño. El registro comenzará por la mañana antes de la toma del fármaco antihipertensivo. El objetivo: obtener una medida de la PA durante la actividad del sujeto.

Características de la monitorización

El brazalete, igual que los de medida habitual, se coloca en el brazo no dominante del paciente. Los cables se camuflan debajo de la ropa y se conectan al equipo registrador, de unos 12 x 10 cm (como un radiocassette) que se engancha en el cinturón. Funciona con pilas que le dan autonomía para 200 lecturas aproximadamente. A las 24 o 48 horas se retira el equipo y con ayuda de un ordenador se efectúa la lectura e interpretación de todas las medidas. Generalmente se presentan unos valores medios de 24 horas, del periodo diurno y del nocturno y unos porcentajes por encima de valores predeterminados. Suele dibujarse una gráfica que refleja el comportamiento de la presión arterial a lo largo del día y la noche.

Condiciones del paciente
  • Debe realizarse un día representativo de la actividad del sujeto (día laboral).
  • Evitar ejercicio físico intenso o situaciones de estrés inusual.
  • Tomar su medicación habitual y en el mismo horario.

¿Debe hacerse un holter de presiones todos los pacientes hipertensos?

El uso de la medida ambulatoria de la presión arterial (MAPA) está restringido a indicaciones concretas, si bien su uso es cada vez más frecuente. No hay que olvidar que una medida correcta de la PA en la clínica es un componente básico en le manejo del paciente del riesgo cardiovascular. Los valores son muy similares a los de la MAPA y presentan mayor correlación con hipertrofia ventricular y albuminuria.

¿Cuándo está indicado hacer un holter de presión arterial?

Diagnóstico de hipertensión aislada en la consulta, en pacientes con disparidad entre las presiones en consulta y las obtenidas fuera del entorno clínico Confirmación de la hipertensión en pacientes recién diagnosticados sin afectación de órgano Diana Sospecha de HTA enmascarada o aislada ambulatoria Valoración de la respuesta al tratamiento en pacientes con hipertensión resistente o para ver el grado de control durante las 24 horas Hipertensión arterial episódica o variabilidad inusual de la PA Pacientes con síntomas sugestivos de episodios de hipotensión, con independencia de si reciben o no tratamiento antihipertensivo

¿Cuáles son las contraindicaciones?

Circunferencia del brazo > 42 cm Fibrilación auricular con respuesta ventricular rápida, extrasistolia ventricular frecuente u otras taquiarritmias Negativa del sujeto o cooperación insuficiente

Ventajas y desventajas del Holter
Ventajas:
  • Múltiples medidas de PA
  • Mediciones durante las actividades diarias habituales
  • Mediciones durante el sueño
  • Estimación del ritmo circadiano
  • Precisa un mínimo adiestramiento para el paciente
  • No induce reacción de alerta durante el inflado
  • Ofrece muchos posibles análisis de datos
  • Mejor correlación con lesión de órgano y pronóstico cardiovascular.
Desventajas:
  • Posible pérdida de datos por fallo del equipo o de cooperación
  • Meticulosa atención a la utilización del equipo
  • Puede interferir durante el trabajo o el sueño
  • Posible intolerancia por molestias, erupciones cutáneas, o alergias, incluso síntomas de isquemia en el brazo
  • Coste de la técnica.

Prueba de Esfuerzo

La prueba de esfuerzo es un estudio común que se utiliza para diagnosticar la enfermedad arterial coronaria. Permite ver cómo funciona el corazón durante el ejercicio. Las pruebas de esfuerzo también se denominan pruebas de esfuerzo físico, pruebas de tolerancia al ejercicio, ergometrías, electrocardiografías de esfuerzo o ECG de esfuerzo.

Durante la prueba de esfuerzo, también puede realizarse una ecocardiografía (lo que se denomina Ecografía de Esfuerzo) o pueden inyectarse radioisótopos en la corriente sanguínea (lo que se denomina Prueba de Esfuerzo con Isótopos). Con estos estudios es posible obtener más información sobre la estructura y el flujo sanguíneo del corazón.

¿Cómo funciona?

Durante la prueba de esfuerzo, se llevan en el pecho pequeños discos de metal denominados «electrodos». Los electrodos están conectados a cables denominados «derivaciones» que a su vez están conectados a una máquina que tiene una pantalla de televisión que registra la actividad eléctrica del corazón (ECG). Esta pantalla también puede mostrar imágenes de un ecocardiograma de esfuerzo y una prueba de esfuerzo con isótopos. Observando esta pantalla, los médicos pueden registrar los latidos del corazón mientras el paciente hace ejercicio.

A los pacientes que están demasiado enfermos como para hacer ejercicio se les administra un fármaco que simula los efectos del ejercicio físico en el organismo.

 ¿Qué puedo esperar?

No coma ni beba nada durante las 4 horas anteriores a la prueba, evitando en particular todo lo que contenga cafeína, tal como el café, el té, las bebidas gaseosas, el chocolate y algunos analgésicos de venta libre. Además, hable con el médico sobre los medicamentos que esté tomando y pregúntele si debe suspenderlos antes de la prueba.

Un técnico le limpiará con alcohol las zonas de la piel donde se le colocarán los electrodos. El alcohol podría estar frío. A continuación, se le colocarán los electrodos sobre el pecho y la espalda. Los electrodos se conectan a un electrocardiógrafo que registra la actividad eléctrica del corazón. El electrocardiograma de una persona sana presenta un trazado particular y los cambios en ese trazado les permiten a los médicos determinar si existe un problema con el corazón.

También le pondrán un brazalete de presión alrededor del brazo para monitorearle la presión arterial durante la prueba.

Antes de iniciar la prueba, los médicos registrarán su presión arterial y su pulso. También registrarán la actividad eléctrica del corazón antes de que comience a hacer ejercicio (lo que se denomina «ECG en reposo»). Además, llevará puestos los electrodos durante el ejercicio y durante unos 10 minutos después del ejercicio.

Durante la prueba, le pedirán que camine sobre una cinta sin fin (o tapiz rodante) o que ande en una bicicleta fija. Cada 2 o 3 minutos, el médico o el técnico aumentará la velocidad y la pendiente de la cinta sin fin o la bicicleta fija, para simular la sensación de caminar o andar en bicicleta cuesta arriba. El médico o el técnico tratará de detectar cambios en el trazado del electrocardiograma y en los niveles de presión arterial, lo cual podría indicar que el corazón no está recibiendo suficiente oxígeno. Otros síntomas de enfermedad arterial coronaria incluyen dolor en el pecho o una falta de aliento desacostumbrada al hacer ejercicio.

Al finalizar la prueba, el médico le indicará una fase de relajación durante la cual le pedirá que se acueste o se siente y descanse.

Después de la prueba, podrá comer, beber y reanudar sus actividades normales.


Ecocardiografía

Entre los servicios que ofrece nuestra institución en el área de Ecocardiografía están:

Ecocardiografía Adulto
Ecocardiografía Pediátrica
Ecografía Vascular Periférica
Ecografía Integral

Ecocardiografía Adulto

Es un procedimiento utilizado para evaluar las estructuras y el funcionamiento del corazón. También se denomina eco, ultrasonido cardíaco o ultrasonografía, Doppler cardíaco, ecocardiografía transtorácica (transthoracic echocardiography or TTE). Se coloca una pequeña sonda llamada transductor sobre el tórax, la cual envía ondas sonoras ultrasónicas a una frecuencia demasiado alta como para resultar audible.

Cuando el transductor se coloca sobre el tórax en ciertos lugares y con determinados ángulos, las ondas sonoras ultrasónicas atraviesan la piel y otros tejidos del cuerpo hasta llegar a los tejidos del corazón, donde las ondas rebotan (hacen eco) en las estructuras cardíacas. El transductor recoge las ondas rebotadas y las envía a una computadora. La computadora interpreta los ecos y crea una imagen de las paredes y las válvulas del corazón, con la cual se hace el diagnóstico.

Ecocardiografía Pediátrica

Un ecocardiograma pediátrico es un método de diagnóstico no invasivo mediante ultrasonido para evaluar la estructura y función del corazón, de sus válvulas y de los vasos sanguíneos del niño en cualquiera de sus etapas. En la mayoría de los niños, se solicita para descartar un problema cardiaco de origen congénito lo que significa que dicha alteración esta presente desde el nacimiento.

Ecocardiografía Vascular Periférica

Es un examen para ver la forma como se desplaza la sangre a través de las arterias y las venas. El examen combina la ecografía tradicional con la ecografía Doppler. Las ecografías regulares utilizan ondas sonoras que rebotan en los vasos sanguíneos para crear imágenes. La ecografía Doppler registra las sondas sonoras que reflejan los objetos en movimiento, como la sangre, para medir su velocidad y otros aspectos de la forma como fluyen.

Existen diferentes tipos de ecografías dúplex, algunas de las cuales son: * Ecografía dúplex arterial y venosa del abdomen que examina los vasos sanguíneos y el flujo de sangre en el área abdominal. * Ecografía dúplex carotídea que examina la arteria carótida en el cuello. * Ecografía dúplex de las extremidades que examina los brazos y las piernas. * Ecografía dúplex renal que examina los riñones y sus vasos sanguíneos.


Los comentarios están cerrados.